Y llegamos a la última entrega del tutorial para construir nuestro propio estudio de grabación casero. En esta última parte vamos a hablar de otro aspecto importante en todo estudio de grabación casero: la grabación de instrumentos. Veremos la grabación de instrumentos reales “conectables” a tu cadena de sonido, y veremos las posibilidades físicas de grabación con instrumentos virtuales.

Grabación de instrumentos reales.

Bien, para afrontar estas cuestiones vamos a ponernos en modo práctico. Para grabar un instrumento musical real tienes que fijarte en las conexiones de salida que tenga, si las tiene, porque puede que no sea así. Por ejemplo, puede que tengas un violín genial, de madera, con una caja de resonancia que roza la perfección, pero que no tiene salida de audio; y puede que también tengas un violín eléctrico con una salida de audio para conectarle un cable jack y enchufarlo a un amplificador….

Y seguimos con el tutorial para construir nuestro propio estudio de grabación casero. Ya estamos en la sexta y penúltima parte del proceso para elegir el equipo para nuestro estudio. Hasta ahora hemos visto los elementos esenciales de todo estudio: Espacio, ordenador, tarjeta de sonido, monitores y auriculares. Todo lo que veamos ahora van a ser extras, añadidos, con los que podás elaborar materialmente tus proyectos: Micrófonos, instrumentos, etc. Concretamente, en este artículo vamos a hablarte sobre micrófonos. No nos vamos a extender demasiado, porque no va a ser necesario. Con un par de consejos que te vamos a dar, estarás listo para buscar y elegir el micrófono que más te convenga. Empecemos.

Tipos de micrófonos.

Sobre micrófonos, vamos a hacer una distinción principal: Micrófonos dinámicos y micrófonos de condensador. Los micrófonos dinámicos son los típicos micrófonos de directo. Simples, robustos, contundentes… Pero que también sirven para grabar, por supuesto. …

Continuamos con el tutorial para construir nuestro propio estudio de grabación casero. En esta quinta parte daremos un repaso a los monitores (altavoces) y a los auriculares.

Puede que ya tengas por casa altavoces con los que escuches música, o con los que veas películas, no sé, ¿un home cinema quizás? Bien, pues olvídate de eso. Ese tipo de altavoces están genial, pero para lo que están diseñados: Ver películas, jugar a videojuegos, etc. Pero no te van a ser muy útiles para trabajar con audio de una manera profesional o semi-profesional.

Con los auriculares pasa más de lo mismo. Posiblemente ya tengas unos cascos para escuchar música, en tu reproductor mp3, por ejemplo, y seguro que suenan genial, ¿verdad? Pero no te van a a servir para trabajar con audio si te lo tomas en serio.

El principal problema que tienen estos monitores y estos auriculares es que colorean el

Seguimos con la cuarta parte del tutorial para construir nuestro propio estudio de grabación casero. Ya hemos visto dos elementos claves del estudio: el espacio y el ordenador. En esta ocasión vamos a echar un vistazo a uno de los ejes más importantes de todo estudio de grabación, la tarjeta de sonido o interface de audio. También veremos si necesitamos mesa de mezclas o no, pero vayamos por partes.

Si decíamos que el ordenador era el cerebro de un estudio de grabación, la tarjeta de sonido es, sin duda alguna, el corazón. La tarjeta de sonido se conecta al ordenador, y a ella se conectan los altavoces, micrófonos, previos (en su caso), guitarras, etc.

Todo ordenador (tanto portátil como de sobremesa) trae de serie una tarjeta de sonido integrada, pero esta tarjeta de sonido que traen no suele ser apropiada para trabajar con audio. Más concretamente, no suele ser apropiada …

Continuamos con la tercera entrega del tutorial para construir nuestro propio estudio de grabación casero. Hoy vamos a elegir una de las piezas clave del equipo: El ordenador.

La elección del ordenador es un paso delicado, pero te voy a adelantar un secreto: No vas a necesitar lo último del mercado.

Para un estudio de grabación casero el ordenador es una herramienta esencial, puesto que en él  entra y de él sale todo sonido que pase por tu cadena de audio.

¿Portátil u ordenador de sobremesa?

Ambas opciones son acertadas. Cada una tiene sus propias ventajas y sus propios inconvenientes.

Por un lado, los ordenadores de sobremesa suelen ser más potentes que los ordenadores portátiles. Si te paseas por la sección de ordenadores de una tienda cualquiera, verás que los ordenadores de sobremesa traen de serie mejores prestaciones que los ordenadores portátiles: Más memoria RAM, mayor capacidad en discos duros, mejores interfaces… Pero, por otro …

12