Y llegamos a la última entrega del tutorial para construir nuestro propio estudio de grabación casero. En esta última parte vamos a hablar de otro aspecto importante en todo estudio de grabación casero: la grabación de instrumentos. Veremos la grabación de instrumentos reales “conectables” a tu cadena de sonido, y veremos las posibilidades físicas de grabación con instrumentos virtuales.

Grabación de instrumentos reales.

Bien, para afrontar estas cuestiones vamos a ponernos en modo práctico. Para grabar un instrumento musical real tienes que fijarte en las conexiones de salida que tenga, si las tiene, porque puede que no sea así. Por ejemplo, puede que tengas un violín genial, de madera, con una caja de resonancia que roza la perfección, pero que no tiene salida de audio; y puede que también tengas un violín eléctrico con una salida de audio para conectarle un cable jack y enchufarlo a un amplificador….

Estamos en el primer paso del tutorial para construir nuestro propio estudio de grabación casero. Comenzamos por los cimientos (y nunca mejor dicho) de nuestro proyecto: La ubicación, la localización, el sitio… En resumen, el espacio.

Por espacio nos referimos a la ubicación física donde vamos a montar el estudio. Puede parecer obvio, pero no por ello hay que olvidarse de este paso.

Para empezar a montar el estudio no necesitas mucho, en concreto: cuatro paredes, una mesa y una silla. Simple ¿no? Puede ser el escritorio de tu habitación, una mesa en el salón de tu casa, o un cuarto totalmente reservado para tal labor. Lo más importante a la hora de elegir el espacio es que sea un sitio en el que te sientas cómodo y creativo.

También es importante que el lugar en el que montes el chiringuito sea un sitio tranquilo. Evidentemente, la opción más ideal de todas …

Esta es la primera de una serie de entregas en las que aprenderás a construir un pequeño estudio de grabación casero.

Nos da igual el uso que le vayas a dar, pues, al final, verás que si te quieres grabar cantando acompañado de una guitarra, lo podrás hacer; o si quieres grabar un tema de rap sobre una instrumental que te pasó un amigo (en mp3, por ejemplo), lo podrás hacer;  o si tienes un cuarteto de cuerda y queréis grabar vuestros progresos, lo podréis hacer. Incluso, si lo que quieres es grabar podcasts y editarlos posteriormente para subirlos a tu web, también lo podrás hacer.

Existen miles de posibilidades, y en cuanto acabemos, serán tu imaginación y tu creatividad la que ponga los límites, ya lo verás.

Y todo esto sin gastarte miles de euros!! Veremos que existe equipo de gama media-baja, pero que ofrece resultados muy decentes para nuestro fin: Tener